Eventos en Dubai

Spanish National Day – Fiesta de la Hispanidad

By in Eventos en Dubai No Comments

Spanish National Day

Para todos aquellos que estén por Dubái estos días, coincidiendo con el Spanish National Day o la Fiesta de la Hispanidad, Día de la raza, Colombus Day o como quieran llamarle en cada parte del mundo hispano, la bailaora española Sara Baras va a ofrecer su último espectáculo “Voces” los próximos 13 y 14 de octubre.
Con el subtítulo de “Suite Flamenca”, la coreografía se ha concebido como un homenaje de Baras a los grandes ídolos del baile y de la música española como Antonio Gades, Paco de Lucía o Carmen Amaya. Unas figuras a las que la bailaora ya había hecho referencia en anteriores montajes.
Una de las más afamadas artistas de flamenco en su España natal, Sara Baras comenzó su andadura artística en la escuela de su madre cuando apenas tenía ocho años. Luego se desarrolló como bailaora en la compañía del guitarrista Manuel Morao con la que gana el Primer Premio “Gente Joven” de TVE en 1991.
Baras dio el gran paso adelante y formó su propia compañía de danza en 1997 con la que cerró el XXXVII Festival Nacional del Cante de las Minas, y un año más tarde ya realizó su primera gira internacional.
Sin embargo, si por algo se identifica en Dubái a la ganadora del Premio Nacional de Danza de España en 2003 es por su participación en la película “Misión Imposible 2”, la saga de acción preferida por los espectadores de esta ciudad… que llegó a su culmen cuando Tom Cruise filmó una de sus secuelas en el Burj Khalifa, para regocijo de sus habitantes.
El espectáculo de Baras podrá verse en el recientemente inaugurado espacio multicultural y sala de conciertos que pomposamente se ha bautizado como Dubai Opera. El edificio, inaugurado por el tenor Plácido Domingo hace un mes y medio, y en el cual actuó los pasados 4 y 8 de Octubre otro de los tenores más famosos del mundo, el español José Carreras,  ha sido realizado por el arquitecto danés Janus Rostock y se ubica precisamente a los pies de la torre más alta del mundo. Su silueta recuerda a los dhows, los barcos que durante siglos han surcado el golfo Pérsico y que aún hoy pueden verse atracados en el “creek” de Dubái con su carga de contrabando para el mercado iraní. Las entradas a partir de 250 DH (70$)

Dubai Latin Festival, experiencia latina

Dubai Latin Festival

Nunca es tarde si la dicha es buena afirma el refrán. Así que aunque Dubai sea un destino del turismo anglosajón por excelencia, lo “latino”, como se llama ahora a cualquier cosa en la que se vea envuelto alguien que venga de Hispanoamérica o incluso de España, se pone de moda en Emiratos Árabes, al menos durante unos días, con la celebración del Dubai Latin Festival.

Según se afanan en anunciar los organizadores, el Dubai Latin Festival (en inglés, no podía ser de otra manera) quiere ser “una inmersión única en la cultura latina, el arte, la danza, el cine, la música y la comida”.  Su objetivo principal, aseguran, es mostrar una “experiencia auténtica” de América Latina, con su rica cultura y su fuerte influencia en la música y el baile.

Dubai Latin Festival se va a desarrollar este año a lo largo de cinco días, a partir de este 18 de marzo. Los ritmos hispanos, los olores que a todos nos recuerdan a casa, y lo más importante, una lengua que une más que aleja en esta sociedad multicultural que es Dubái, se van a convertir esa semana “el no va más” en la zona de Marina, uno de los barrios favoritos de los residentes extranjeros.

El hotel Hilton albergará el “Latin Village”, una especie de mercado donde encontrar productos típicos sin necesidad de peregrinar de súper en súper… los cines de The Beach exhibirán películas colombianas, dominicanas o brasileñas entre otras. Habrá clases de baile: la cumbia, el merengue, el son o la bachata (que también es el nombre del bar favorito entre los amantes de la salsa en Dubái, situado en el propio Hilton) reinarán por unos días sobre el techno y el house tan en boga. Hasta habrá alguna que otra fiesta abordo de yates que zarparan desde el Club Náutico de Marina.

Así que tanto si os gusta la música latina como si no, ahora es el momento de hacer “patria común” y salir a divertirse, bien seáis residentes aquí o simplemente estéis de visita. De lo que no hay duda es de que los que nos sentimos latinos ¡sabemos cómo divertirnos!  Además, este año, y por primera vez están anunciados conciertos de Richie Ray & Bobby Cruz (de La Fania All Stars) y las actuaciones de Fatiniza, Edikson, y el Dubai Real Mariachi.

La organización de Dubai Latin Festival promete un montón de sorpresas durante todos los días, incluyendo bailes tradicionales y espectáculos diversos hasta altas horas de la madrugada para los adultos, y todas las tardes para la familia al completo. No nos lo vamos a perder ¿no?

Toda la información y sus precios en Dubai Latin Festival

Dubai Shopping Festival 2015

Dubai Shopping

Si las fiestas de Navidad no han dejado la cartera exhausta y aún hemos decidido llegar hasta Dubái para pasar unos días, o simplemente recalar en la ciudad en una parada en el camino a algún destino más exótico y lejano, ahora es el momento de aprovecharse de las mejores rebajas que los visitantes de los centros comerciales puedan imaginarse.
El Dubai Shopping Festival 2015 es el mayor acontecimiento de compras y de entretenimiento en todo Oriente Próximo y este año cumple su vigésimo aniversario. El Dubai Shopping Festival da el pistoletazo de salida cada comienzo de año a los eventos que han hecho famosa a esta ciudad en todo el mundo y este mes de enero promete mejores precios que nunca.
Dirigido a todos los sectores y a todos los miembros de la familia, promete este año con conciertos de figuras internacionales, espectáculos al aire libre, acontecimientos deportivos, y sobre todo, rebajas, rebajas y más rebajas, el mayor atractivo del Dubai Shopping Festival. “Estaréis en casa este enero” es una de las preguntas que con más frecuencia oyen los expatriados residentes en esta ciudad-estado durante las vacaciones de Navidad en sus países de origen. Y no es en vano… precisamente el Shopping Festival, que se celebra desde el 1 de enero hasta el 1 de febrero, ejerce de imán para quienes ven la oportunidad de oro para hacerse con ese capricho soñado a precio de saldo.
Dubái se convierte estos días en la Meca de las compras. Todo listo y dispuesto para que el visitante y el residente lo tengan todavía más fácil que de costumbre. Las ofertas se multiplican por los centros comerciales de la ciudad, e incluso lugares ya de por sí populares entre la población local como Global Village reducen sus precios. Acercarse hasta allí un fin de semana puede tener más de safari que de tarde de tiendas. Entre los pasacalles, los artistas callejeros, las oleadas de túnicas blancas y negras de los locales, los coloridos saris de las mujeres del Indostán, será difícil hacerse un hueco para acceder al recinto, pero si se logra, ¡ah, amigo! el viaje habrá valido la pena. La oferta siempre supera a la demanda y no será difícil hacerse con un papiro egipcio, un sarong malayo, incienso de Omán o auténtica yerba mate argentina.
Eso sí, para los más exquisitos siempre están los grandes mall que han hecho famosa a Dubái. Ahora es el momento de acceder a ese bolso de Luis Vuitton, ese reloj Omega (de señora o caballero) o a ropa de diseño (de Kim Kardashian, por ejemplo) para los niños de la casa. Los jóvenes lo tienen fácil… auriculares Beats by Dr. Dre a mitad de precio que en Europa… una oferta que ningún bolsillo pudiente podría rechazar. Eso sí, como en todos lados, ojo a las gangas, revise la mercancía y llévese el recibo por si tiene que reclamar.
Para las economías de recursos moderados o para quienes las compras no dejan de ser una mera necesidad básica, hay entretenimiento más asequible. En el parque Zabeel, o a lo largo del bulevar Mohammed Bin Rashid hay desfiles diarios con bailes folclóricos y trajes nacionales, música en vivo y conciertos internacionales realizados por iconos de la música mundial.
También hay números circenses, mercadillos callejeros y cada fin de semana espectaculares castillos de fuegos artificiales. Así que ¿por qué no hacer un alto entre viaje raudo de autopista en autopista o dejar de mirar para arriba de rascacielos en rascacielos y aligerar la cartera de esos incómodos billetes que tanto nos queman en las manos?