Qué hacer en Dubai?

Zero Gravity – Beach Club en Dubai

Zero Gravity

Zero Gravity es un exclusivo club de playa, bar, restaurante y piscina situado junto a Skydive Dubai en el distrito de Dubai Marina, donde los dj del momento hacen que el calor de Dubái pase a un segundo plano y la diversión para los más marchosos esté garantizada.

zero gravity

Si hay algo que caracterice a Dubái en verano son las altas temperaturas. Cuarenta y pico grados a la sombra de media no es que sea precisamente lo más agradable para salir a pasear, o para sentarse en un chiringuito a la orilla del mar y tomarse una cerveza.

Pero Dubái y su gente son inasequibles al desaliento. Sobre todo si lo que se quiere es hacer caja en una de las ciudades más orientadas al consumismo del mundo. Desde luego las playas de Jumeira no son las de Ibiza, pero para los propietarios de Zero Gravity eso no significa que no lo puedan intentar.

Después de un invierno en el que han tenido un lleno absoluto, con un  gran éxito y una gran demanda del público para relajarse en su espectacular piscina de 2.000 metros cuadrados, este espacio playero ha decidido permanecer abierto durante la época estival.

Así, hasta el final de agosto ofrecen una promoción para pases de un día, que por unos módicos 150 dh (40$) da a sus clientes el acceso a la piscina infinity transparente de 40 metros con agua climatizada y también a la playa. Además, la entrada se puede cambiar por un vale del mismo valor para comida y bebida (lo que de hecho hace que la entrada sea gratis). Los clientes disponen además de un servicio de refrescos y helados servidos directamente en las hamacas para no tener que mover ni un músculo en el sofocante calor.

Eso sí, al caer la noche todo cambia.  El aire acondicionado del interior permite cenar en un ambiente menos sofocante y relajarse con unas copas antes de pasar a la pista de baile. Zero Gravity no ha escatimado recursos para emular a los clubs isleños del Mediterráneo, sean los de Ibiza o Mikonos, aunque a una prudente distancia en cuanto a la permisividad y la tolerancia. No nos olvidemos que estamos en un país islámico y que los límites aquí son más restringidos. Tolerancia cero con las drogas y con las muestras de afecto “excesivas”. El alcohol tampoco está muy bien visto, pero en Zero fluye sin problemas.

Para los más tranquilos -dentro de un orden- siempre queda la piscina, construida con paneles acrílicos transparentes sobre la playa, que ofrece unas impresionantes vistas de la puesta de sol sobre el Golfo Pérsico. ¡Ah! Sin olvidar que esa misma piscina se convierte en un gigantesco acuario para los que decidan quedarse fuera… eso sí, las especies que nadan en él usan bikinis último modelo y bronceados perfectos… como no podría ser menos

Cine en Dubai Mall – Salas Business Class

Cine en Dubai Mall

Me imagino que a nadie se le ocurre venir hasta Emiratos Árabes Unidos para ir al cine en Dubai Mall… ¡Normal! Con tanto que ver, torres que desafían la gravedad y el vértigo, coches que corren más que el viento (de forma ilegal pero continua), centros comerciales para dar, tomar y regalar (por un precio) como Dubai Mall, el centro comercial más grande del mundo, o una vida nocturna de lujo y oropel (con el precio de las copas a doblón).

Pero si yo les digo que ir al cine en Dubai Mall es una opción nada descabellada, háganme caso. Tampoco me voy a poner exquisito, nada de eso. Las películas van a ser las mismas que vemos en casa, o sea, los últimos taquillazos de Hollywood en su mayor parte. Aunque para los más osados está el tema exótico. Debido a la composición étnica de esta ciudad-estado, siempre hay licencias para el esparcimiento de otros mercados… filmes en tamil, hindi, tagalo o urdu están siempre presentes en la cartelera.

Pero adonde yo quiero ir es un poco más allá. Ya no es tanto lo qué vamos a ver, si no a quiénes vamos a ver y cómo los vamos a ver.  Las pelis son en versión original (con subtítulos en árabe y en inglés o en francés).

Dubai, como Emiratos en general, es un remanso de calma y de libertad en el entorno en el que se encuentra. Nada que ver con su vecino Arabia Saudí, donde todo, o casi todo, está prohibido. Y aquí radica la curiosidad. Las sesiones de los cines de Dubai empiezan a las 9 o 10 de la mañana y acaban de madrugada, y en casi todas, como por ejemplo en las de Dubai Mall, la mayor parte de los espectadores son saudíes. Parejas, grupos de chicos, familias… ¡todos al cine!  Es el no va más para unas personas que en su país no pueden ir a las pelis…. porque en su país… no hay ni una triste sala de proyección, ya que según sus estrictos gobernantes les distraería de tener la mente ocupada en alabar a Dios.  Resulta cuando menos chocante ver a todas esas chicas y mujeres con el rostro tapado pero con los ojos bien abiertos, devorando película tras película durante sus vacaciones.

Y luego están los cines en sí mismos. Salas de proyección como cualquier otra también las hay, no les voy a engañar, pero… ¿salas Business Class? ¡Sí, claro! ¿De Primera Clase? ¡Cómo no! Esto es Dubai. No hay nada comparable a ir al cine con tu pareja y compartir una butaca doble con el respaldo reclinable, carta de almohadas y una mantita para no pasar frío… como en Clase Ejecutiva del avión, ¡sí señor! Y si se quiere ir más allá, ¿por qué no probar una suite con camarero privado y cena a la carta en la butaca? Pues… al alcance de cualquiera por módico precio de tres veces la entrada normal. Sólo hay que acercarse hasta The Beach en la zona de Marina o a Dubai Mall y dejarse llevar por la tontería,  qué sólo se vive una vez, ¿no?

Eso sí, no garantizo que la película sea de Oscar, pero sin lugar a dudas será una experiencia inolvidable. Así que cuando les duela el cuello de mirar para arriba con tanto rascacielos, o la cartera esté temblando de tanto darle a la VISA en los centros comerciales, ¡un alto en el camino, un par de entradas y a soñar en Dubai Mall!

Todas las novedades de la cartelera de cine en Dubai Mall

PD:  Se me olvidaba. También hay un IMAX en Dubái… y a veces en 3-D (en el Ibn Battuta Mall).