Qué visitar en Dubai?

Chillout – Primera cafetería de hielo

Chillout es la primera cafetería de hielo de Oriente Próximo

Seguimos en verano, ¡qué tontería acabo de decir! Si aquí todo el año, o casi, es verano…
Lo cierto es que las temperaturas en Emiratos Árabes Unidos no acompañan para las actividades al aire libre la mayor parte del año, pero en Dubái no van a dejar que eso sea un problema.
¿Frío, nieve y hielo en la estación más cálida? ¡Claro que sí! El dinero no es un impedimento para que los visitantes se den un respiro de los cuarenta y pico grados que les envuelven día y noche. Al menos tres sitios se mantienen “frescos” y aseguran cogerse un buen resfriado si no se tiene cuidado. ChillOut Lounge, Ski Dubai y el Ice Rink prometen escalofríos y temblores pero no precisamente de miedo…
Está bien, sí… me olvidaba. Los viajeros que vienen del Hemisferio Sur saben disfrutan por estas fechas de sus vacaciones de invierno, pero aquí esa palabra, invierno, no existe en el diccionario. Así que han tenido que inventársela, aunque sólo sea a cubierto y por algunas horas.

chillout

El Chillout es la primera cafetería de hielo de Oriente Próximo. Se inauguró en 2007, y le han hecho un importante lavado de cara el año pasado. Antes de entrar, a los visitantes se les entrega ropa térmica para mantener el calor corporal dentro del recinto, donde la temperatura se mantiene en unos heladores seis grados bajo cero. De todas formas, en la antesala la temperatura está en unos “confortables” 5ºC que permiten aclimatarse mientras se abrochan la parka y se enfundan guantes y gorros.
Ahora ya sí, antes de tomarse un snack o incluso un chocolate caliente, pueden admirar en el Chillout multitud de esculturas de hielo que representan los edificios más singulares de la ciudad. Destaca, como no, una impresionante reproducción del Burj Khalifa, de más de dos metros de alto. La carta es variada, pero desde luego, lo que más apetece es algo calentito… y más si pensamos que las mesas, las sillas y hasta los cuadros de las paredes están tallados en bloques de hielo.
Los más osados pueden optar por echarse unas carreras en el Ice Rink, una de las principales atracciones del centro comercial Dubai Mall. La pista, de tamaño olímpico, tiene una capacidad de hasta 2.000 personas y ha albergado competiciones internacionales de patinaje artístico. Es una de las atracciones favoritas de los adolescentes de Dubái, donde quedan con sus amigos para practicar nuevas figuras y echar carreras. Y por qué no, para el visitante ocasional que no dejará de asombrar a sus conocidos cuando regrese a casa y diga que aprendió a patinar sobre hielo en Dubái… Y en verano.
Nada más sencillo: El Ice Rink ofrece clases profesionales de patinaje artístico y de hockey sobre hielo para todas las edades. Incluso acoge de vez en cuando sesiones musicales de skate-disco.

ski dubai

Por si fuera poco, y por si eso de patinar en horizontal no resulta bastante excitante, pues nada mejor que deslizarse por una pista de ski en otro centro comercial. El Mall de los Emiratos tiene en su interior una verdadera estación de ski cubierta de más de 22.000 metros cuadrados (el equivalente a tres campos de fútbol), con nieve nueva producida cada noche, cinco pistas, una de ellas negra, y remontes de última generación.
La más larga de ellas tiene un recorrido de 400 metros y su cima se encuentra a 85 metros de altura -25 pisos-, con una anchura de otros 80 metros. Estas macrodimensiones permiten el uso de las instalaciones hasta por 1.500 personas de forma simultánea.
A sus pies, un parque temático de nieve dispone de una zona de juegos para los más pequeños con toboganes, torres de escalada, trineos y un espectáculo con pingüinos con varios pases al día.
En la entrada va incluida la ropa térmica, necesaria si pensamos que durante el día la temperatura se mantiene a un grado bajo cero y durante la noche no sube de seis bajo cero, pero el alquiler de tablas de snowboard, esquíes y palos es aparte. Un pequeño precio que pagar por ser uno de los privilegiados que ha desafiado las alturas heladas mientras sus compañeros de viaje ni siquiera se han podido bañar en la playa debido a las altas temperaturas del agua que, sin exagerar, ¡quema!

Bastakiya y sus torres de viento

Bastakiya y sus torres de viento

Bastakiya y sus torres de viento están en el distrito de Al Fahidi, donde está situado un fuerte que se construyó  en el siglo XVIII y se considera que es el edificio más antiguo de la ciudad aún en pie, es también conocido como Bastakiya y es una de las zonas residenciales más antiguos de Dubái, famosa por sus casas con patio interior y sus torres de viento. Bastakiya es el mejor lugar para experimentar cómo era la vida en otros tiempos, aunque no tan lejanos.

Todavía se puede sentir una brisa refrescante mientras se pasea por las estrechas calles de Bastakiya y sus torres de viento. Esta fórmula ayuda a crear sombras que dan un buen respiro del calor y crea un pasillo para que las corrientes de aire hagan descender la temperatura. Algo verdaderamente necesario durante días calurosos de verano antes de la llegada de la electricidad y la modernidad del aire acondicionado.

Si se presta atención a las paredes de los edificios,  podemos ver trozos de coral y conchas marinas dentro de los ladrillos. El coral solía ser el material más común utilizado en los edificios en las zonas costeras. Su estructura porosa ayuda  también a una buena ventilación, dejando que el aire circule a través de las paredes.

Otra cosa importante que podremos ver en Bastakiya son las torres de viento sobre las casas (baryil en árabe). Estas ingeniosas construcciones tenían una función similar a la del aire acondicionado moderno. A través de una serie de trampillas y escalones, se aceleraba el viento que entraba en ellas por la parte superior y generaban corrientes de aire que enfriaban las habitaciones justo debajo. El número de baryil de una casa da idea de la cantidad de gente que podía albergar, y por ende, del estatus social de sus habitantes.

Otra cosa interesante que se puede observar en Bastakiya es cómo se desarrollaba la vida social era en aquellos días  En este paseo por Bastakiya, se pueden ver áreas abiertas entre los edificios, una suerte de explanadas que hacían las veces de mercados locales o función de plaza de pueblo, donde la gente se congregaba para reuniones de la comunidad o para celebrar las fiestas.

A ese respecto otra cosa interesante de ver en Bastakiya es cómo era vida social en el pasado. En ausencia de edificios públicos como en la actualidad, en algunas de las habitaciones de la planta baja aún es posible ver varios ventanales grandes que se pueden abrir de par en par para permitir que la gente se reuniera a la sombra tomando un café e intercambiase noticias con los recién llegados o con simplemente con los vecinos. Puedes informarte de actividades disponibles en Bastakiya en el centro cultural Sheikh Mohammed.

Dubai y su zona tradicional

Dubai

Aunque parezca cosa de locos, todavía estamos a tiempo de ver como era Dubai antes de convertirse en una de las metrópolis más modernas del mundo. ¿Y por qué lo digo así? Bueno, las temperaturas de estos días pueden parecer insoportables, pero aún se puede pasear a primera hora, o al atardecer. Dentro de un mes será misión imposible darse una vuelta fuera del aire acondicionado.

Dubai tiene un montón de lugares donde podemos apreciar cómo fue su pasado. Y uno de esos sitios, quizá el más importante, es el fuerte de Al Fahidi, donde comenzó la historia para el una vez pequeño pueblo pesquero de Dubai. El fuerte se construyó  en el siglo XVIII y se considera que es el edificio más antiguo de Dubai aún en pie. Un viaje por las calles de la antigua Dubai es un viaje por el tiempo.

Y para comenzar este periplo vayamos al fuerte, actual sede del Museo de Dubai, donde podremos observar exposiciones sobre las formas de vida del pasado, cómo vivían las personas, sus ocupaciones y tareas, y a qué dedicaban el tiempo libre. Desde luego vale la pena echar un vistazo para darse cuenta de lo difícil que debía de resultar la vida en una zona tan inhóspita y admirarse del ingenio de sus habitantes para sobrevivir.

A la salida es imprescindible darse una vuelta por el distrito de Al Fahidi,  también conocido como Bastakiya, a la que dedicare mi próxima publicación, una de las zonas residenciales más antiguos de Dubai, famosa por sus casas con patio interior y sus torres de viento. Este es el mejor lugar para experimentar cómo era la vida en otros tiempos, aunque no tan lejanos.

Cuando le parezca que ya ha visto suficiente, dese un paseo por el antiguo zoco hasta la estación marítima de los abras. Abra significa “cruzar” en árabe, y era – y sigue siendo – una forma muy popular de transporte para conectar las dos orillas de la ensenada que dio origen a la ciudad. Adelante, pregunte como se llega hasta el otro lado de Dubai Creek y súbase a uno de esos pequeños dhows. El trayecto no dura más de cinco minutos. Mas información en su página oficial.

Y finalmente, aquí estamos. Ahora ya es el momento de relajarse y darse una vueltecita por los mercados cubiertos de las especias y de las telas recién traídas desde India. Dejarse perder por los mercadillos de alfombras persas o las callejuelas con tiendas de perfumes. Y un poco más allá visitar el zoco del oro. En los escaparates está a toneladas. A diferencia del moderno Dubai con sus relucientes y caros centros comerciales, el regateo es norma aún en esta parte de Dubai donde el tiempo si no se ha detenido, al menos fluye más despacio. ¡Buena suerte!