Blog

Dubai Shopping Festival 2015

Dubai Shopping

Si las fiestas de Navidad no han dejado la cartera exhausta y aún hemos decidido llegar hasta Dubái para pasar unos días, o simplemente recalar en la ciudad en una parada en el camino a algún destino más exótico y lejano, ahora es el momento de aprovecharse de las mejores rebajas que los visitantes de los centros comerciales puedan imaginarse.
El Dubai Shopping Festival 2015 es el mayor acontecimiento de compras y de entretenimiento en todo Oriente Próximo y este año cumple su vigésimo aniversario. El Dubai Shopping Festival da el pistoletazo de salida cada comienzo de año a los eventos que han hecho famosa a esta ciudad en todo el mundo y este mes de enero promete mejores precios que nunca.
Dirigido a todos los sectores y a todos los miembros de la familia, promete este año con conciertos de figuras internacionales, espectáculos al aire libre, acontecimientos deportivos, y sobre todo, rebajas, rebajas y más rebajas, el mayor atractivo del Dubai Shopping Festival. “Estaréis en casa este enero” es una de las preguntas que con más frecuencia oyen los expatriados residentes en esta ciudad-estado durante las vacaciones de Navidad en sus países de origen. Y no es en vano… precisamente el Shopping Festival, que se celebra desde el 1 de enero hasta el 1 de febrero, ejerce de imán para quienes ven la oportunidad de oro para hacerse con ese capricho soñado a precio de saldo.
Dubái se convierte estos días en la Meca de las compras. Todo listo y dispuesto para que el visitante y el residente lo tengan todavía más fácil que de costumbre. Las ofertas se multiplican por los centros comerciales de la ciudad, e incluso lugares ya de por sí populares entre la población local como Global Village reducen sus precios. Acercarse hasta allí un fin de semana puede tener más de safari que de tarde de tiendas. Entre los pasacalles, los artistas callejeros, las oleadas de túnicas blancas y negras de los locales, los coloridos saris de las mujeres del Indostán, será difícil hacerse un hueco para acceder al recinto, pero si se logra, ¡ah, amigo! el viaje habrá valido la pena. La oferta siempre supera a la demanda y no será difícil hacerse con un papiro egipcio, un sarong malayo, incienso de Omán o auténtica yerba mate argentina.
Eso sí, para los más exquisitos siempre están los grandes mall que han hecho famosa a Dubái. Ahora es el momento de acceder a ese bolso de Luis Vuitton, ese reloj Omega (de señora o caballero) o a ropa de diseño (de Kim Kardashian, por ejemplo) para los niños de la casa. Los jóvenes lo tienen fácil… auriculares Beats by Dr. Dre a mitad de precio que en Europa… una oferta que ningún bolsillo pudiente podría rechazar. Eso sí, como en todos lados, ojo a las gangas, revise la mercancía y llévese el recibo por si tiene que reclamar.
Para las economías de recursos moderados o para quienes las compras no dejan de ser una mera necesidad básica, hay entretenimiento más asequible. En el parque Zabeel, o a lo largo del bulevar Mohammed Bin Rashid hay desfiles diarios con bailes folclóricos y trajes nacionales, música en vivo y conciertos internacionales realizados por iconos de la música mundial.
También hay números circenses, mercadillos callejeros y cada fin de semana espectaculares castillos de fuegos artificiales. Así que ¿por qué no hacer un alto entre viaje raudo de autopista en autopista o dejar de mirar para arriba de rascacielos en rascacielos y aligerar la cartera de esos incómodos billetes que tanto nos queman en las manos?

Post navigation

Tags: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *