Blog

Arte en Dubai, compra recomendada

Arte en Dubai

Aunque Dubái se está convirtiendo de forma acelerada en un destino turístico de primer orden, no creo que nadie lo tenga en su cabeza como un lugar al que ir para comprar arte en Dubai, o cuando menos admirarlo.

Centros comerciales apabullantes, arquitectura contemporánea, records Guinness… todo eso forma parte del imaginario del rico emirato que el año pasado atrajo cerca de 12 millones de visitantes, una cifra nada despreciable si pensamos que los habitantes autóctonos no pasan de los 200.000. Pero, ¿arte en Dubai?

Pues sí. Dubai se esta convirtiendo en los últimos años en un floreciente centro de transacciones del mercado artístico a nivel tanto regional como mundial.

Todo aquel pintor, escultor, artista multimedia o incluso grafitero (eso sí, el grafiti está prohibido salvo en espacios designados) que se precie en esta parte del mundo, quiere exponer en arte en Dubai.

El dinero que abunda en la ciudad-estado también ha servido para impulsar este mercado.

La zona de DIFC alberga varias galerías de renombre y franquicias de marchantes de Londres, París o Nueva York y los artistas que representan están a la vanguardia mundial, por  lo menos en cuanto a los precios.

Pero para el visitante que sólo quiere pasar una buena jornada viendo lo que se cuece por aquí, o que incluso quiere llevarse un buen suvenir, nada como pasearse por la Avenida AlSerkal, situada en el barrio de Al Quoz.

En esta parcela de un polígono industrial se distribuyen 20 espacios creativos y artísticos de tendencia contemporánea que desde 2007 ha ido incrementando su prestigio entre las personas cultivadas de Oriente Próximo. Como prueba tenemos el museo Privado Salsali, la principal pinacoteca de arte contemporáneo en la región MENA que  abrió sus puertas en 2011 y que se ha convertido en referencia para los artistas de la zona. Que nadie se olvide de que los artistas vivos sirios, iraníes y egipcios están hoy en día entre los más valorados del mundo.

Pero en AlSerkal hay oferta para todos los gustos y sobre todo, para todos los bolsillos. A quienes una camiseta con la imagen del Burj Khalifa, un camello de peluche o un burqa les parezca demasiado obvio, ¿por qué no llevarse una litografía o un grabado de un autor, que con un poco de suerte, pronto estará entre los más reconocidos? ¡Al menos le alabaran el buen gusto! y tendrá un recuerdo de arte en Dubai

Cafe en Dubai a un precio razonable

Cafe en Dubai

¿Dónde es posible tomarse un cafe en Dubai a precio razonable? No hay duda de que Dubai se ha convertido en una de las mecas contemporáneas del turismo mundial. Lujo, poder, extravagancia y cuantos epítetos superlativos se nos ocurran tienen cabida en esta ciudad-estado, que quiere destacar entre sus vecinas y más allá.

Eso sí… todo tiene un precio (aquí y en cualquier parte ¡claro!), pero en Dubái todo es más caro. Sea porque hay que importar todo -todo- o porque haya que ir a medias con el patrocinador local, el caso es que resulta casi imposible tomarse un cafe en Dubai en cualquier parte de la ciudad por menos de 15 ó 20 Dirham (unos 3 Dólares o Euros redondeando).

La mayoría de las veces, además, va a ser ese sucedáneo que se sirve en las franquicias de las grandes cadenas norteamericanas como Starbucks, Costa o Tim Horton´s que hacen pasar agua de dudoso color oscuro por café.

Hay también honrosas excepciones,  como las francesas Paul o Le Pain Quotidien donde el expreso es igual de sabido que en nuestras cafeterías. Pero claro… los tres euros sólo dan para la tacita de café, bueno… y para la sonrisa forzada del camarero/a filipinos que te lo sirven.

Pero no desesperemos. Los consumidores de café -de calidad, se entiende- hemos encontrado la solución perfecta en nuestros paseos por la ciudad. Ya sea viendo sus obras de arquitectura o de compras por sus centros comerciales, siempre tendremos a mano una estación del flamante metro.

Sí, es precisamente en las tiendas de conveniencia situadas en las estaciones del metro donde pueden tomarse un cafe en Dubai a precio razonable y degustar ese cortado o ese café con leche que tanta falta hacen al viajero de vez en cuando, o varias veces al día. Vale que el lugar no es el más idílico, pero un buen café italiano recién hecho en una resplandeciente cafetera de última generación bien vale la pena, y ¿por qué? Pues sencillo… un solo o un cortado cuestan 5 Dirham… he ahí el secreto… La cafeína puede volver a correr libre por las venas del turista sin esperar que la cartera adelgace por una dieta milagro.

¡Ah! y lo más importante. No hace falta acceder al metro para darse el placer. Los kioscos están antes de la venta de billetes. ¡Qué aproveche ese cafe en Dubai!

Halcones y la cetrería como deporte tradicional

Halcones

A nadie se le ocurriría pensar en halcones, sí, halcones, cuando viene a visitar Dubái. Para tocar el cielo ya está el Burj Khalifa, la torre más alta del mundo, los viajes en globo por el desierto de Arabia, o un salto en paracaídas en la playa de Jumeirah. Pero el caso es que la cetrería es una parte importante de la cultura en esta parte del mundo.

Este deporte forma parte de una tradición muy popular entre muchos emiratíes. Pero desde luego, esto no significa que se puedan ver halcones volando por el cielo de la metrópolis como si fueran palomas. Desde la Edad Media los beduinos han usado los pájaros para la caza en el desierto y por eso, tras la llegada del dinero fácil del petróleo, se han dedicado a crear centros para la protección de estas aves donde les proporcionan todo lo necesario para su bienestar.

Tanto les preocupan las aves de presa que incluso se han construido el mayor hospital veterinario para rapaces del mundo (no podía ser menos) en Abu Dhabi. En Dubái, se pueden ver halcones en varios lugares. Uno muy conocido es el Souk Madinat Jumeirah. En esta suerte de recreación de un zoco tradicional se puede acariciar al pájaro, cogerlo en el brazo y hacerse fotos con el cetrero que lo amaestra, en un ambiente “tradicional”.

Para los profesionales, tenemos el Falcon & Heritage Center de Dubái en la zona de Nad Al Sheba. Aquí se puede conocer la historia de la cetrería en la región y también observar cómo se trata y adiestra a los pájaros de forma moderna. Con un poco de suerte habrá demostraciones prácticas y se podrán aprender los secretos que tienen los dueños para mejorar la eficacia cazadora de sus mascotas. El Centro satisface todas las necesidades de los aficionados. Dispone de varias tiendas de venta de equipos, suplementos dietéticos y libros. Y para los más osados, o los amantes de los animales de compañía exóticos, incluso se puede comprar un halcón, el único lugar en Dubái, donde se permite legalmente. Otra cosa será que uno se lo pueda llevar a casa sin problemas.

Para muestra un botón, el Falcon Festival, una demostración aérea con las aves de presa como protagonistas, atrajo este año pasado a más de 800 cetreros y asociaciones de 80 países. Hubo 51 expositores y artistas, 19 entrenadores, 45 pintores y escultores y 47 fotógrafos. En palabras de uno de los hijos del padre fundador de la patria, el jeque Hamdan bin Zayed “los halcones son una parte importante de la cultura de los Emiratos y de sus ciudadanos. Los tratan como a sus propios hijos. Estoy verdaderamente sorprendido del conocimiento que tienen de los halcones y la cetrería”. Así que si se quiere volar alto, y las compras dejan algo de tiempo libre, ¿por qué no echar alas y volar, o al menos ver volar los halcones del desierto?

Dubai Shopping Festival 2015

Dubai Shopping

Si las fiestas de Navidad no han dejado la cartera exhausta y aún hemos decidido llegar hasta Dubái para pasar unos días, o simplemente recalar en la ciudad en una parada en el camino a algún destino más exótico y lejano, ahora es el momento de aprovecharse de las mejores rebajas que los visitantes de los centros comerciales puedan imaginarse.
El Dubai Shopping Festival 2015 es el mayor acontecimiento de compras y de entretenimiento en todo Oriente Próximo y este año cumple su vigésimo aniversario. El Dubai Shopping Festival da el pistoletazo de salida cada comienzo de año a los eventos que han hecho famosa a esta ciudad en todo el mundo y este mes de enero promete mejores precios que nunca.
Dirigido a todos los sectores y a todos los miembros de la familia, promete este año con conciertos de figuras internacionales, espectáculos al aire libre, acontecimientos deportivos, y sobre todo, rebajas, rebajas y más rebajas, el mayor atractivo del Dubai Shopping Festival. “Estaréis en casa este enero” es una de las preguntas que con más frecuencia oyen los expatriados residentes en esta ciudad-estado durante las vacaciones de Navidad en sus países de origen. Y no es en vano… precisamente el Shopping Festival, que se celebra desde el 1 de enero hasta el 1 de febrero, ejerce de imán para quienes ven la oportunidad de oro para hacerse con ese capricho soñado a precio de saldo.
Dubái se convierte estos días en la Meca de las compras. Todo listo y dispuesto para que el visitante y el residente lo tengan todavía más fácil que de costumbre. Las ofertas se multiplican por los centros comerciales de la ciudad, e incluso lugares ya de por sí populares entre la población local como Global Village reducen sus precios. Acercarse hasta allí un fin de semana puede tener más de safari que de tarde de tiendas. Entre los pasacalles, los artistas callejeros, las oleadas de túnicas blancas y negras de los locales, los coloridos saris de las mujeres del Indostán, será difícil hacerse un hueco para acceder al recinto, pero si se logra, ¡ah, amigo! el viaje habrá valido la pena. La oferta siempre supera a la demanda y no será difícil hacerse con un papiro egipcio, un sarong malayo, incienso de Omán o auténtica yerba mate argentina.
Eso sí, para los más exquisitos siempre están los grandes mall que han hecho famosa a Dubái. Ahora es el momento de acceder a ese bolso de Luis Vuitton, ese reloj Omega (de señora o caballero) o a ropa de diseño (de Kim Kardashian, por ejemplo) para los niños de la casa. Los jóvenes lo tienen fácil… auriculares Beats by Dr. Dre a mitad de precio que en Europa… una oferta que ningún bolsillo pudiente podría rechazar. Eso sí, como en todos lados, ojo a las gangas, revise la mercancía y llévese el recibo por si tiene que reclamar.
Para las economías de recursos moderados o para quienes las compras no dejan de ser una mera necesidad básica, hay entretenimiento más asequible. En el parque Zabeel, o a lo largo del bulevar Mohammed Bin Rashid hay desfiles diarios con bailes folclóricos y trajes nacionales, música en vivo y conciertos internacionales realizados por iconos de la música mundial.
También hay números circenses, mercadillos callejeros y cada fin de semana espectaculares castillos de fuegos artificiales. Así que ¿por qué no hacer un alto entre viaje raudo de autopista en autopista o dejar de mirar para arriba de rascacielos en rascacielos y aligerar la cartera de esos incómodos billetes que tanto nos queman en las manos?